» » » Los modales usando el móvil si importan

Los modales usando el móvil si importan

Publicado en: Comunidad | 0

Los valores se ven y se enseñan en casa ¿Cierto? Al crecer, la mayoría de nosotros nos enseñaron a cuidar nuestros modales en el hogar y en público. Lo anterior apunta a seguir el sentido común en nuestro propio comportamiento y con las demás personas, como por ejemplo, no hablar con la boca llena, no susurrar cuando estás en la biblioteca y no hablar durante la película en el cine, son reglas comunes de respeto.

Para muchos, el mundo de hoy es muy diferente de cuando éramos más jóvenes. La cena a menudo es comida rápida en el coche, las visitas a la biblioteca son reemplazadas por descargas digitales, y muchas películas se ven en casa. Todo lo anterior parece haberse convertido en un mundo acelerado.

Mientras que la dinámica ha cambiado, las reglas básicas de cortesía no tienen y nunca porque cambiar. Y en el mundo digital actual, las reglas de cortesía se aplican a las costumbres móviles más que nunca.

Es fácil quedar atrapado en nuestros mundos electrónicos y olvidarnos del mundo humano que nos rodea. Estos son algunos recordatorios oportunos para la cortesía común cuando utilizas tu dispositivo móvil: 

¡Shhh! Pueden oírte.

Baja tu voz al hablar por teléfono celular en público y guarda los temas privados para las discusiones en privado. No todo el mundo debe o quiere saber acerca de ese lunar feo que tu médico encontró en tu espalda durante la revisión de hoy. Busca un área privada y/o susurra si la discusión sobre temas sensibles o confidenciales no pueden esperar.

¿Estás hablando conmigo? Entonces deja de enviar mensajes de texto.

Si estás hablando con alguien cara a cara, mantén tu dispositivo móvil en el bolsillo. No trates de mantener una conversación verbal con una persona mientras envías mensajes de texto a otra persona. Si un problema importante debe ser abordado inmediatamente a través de tu teléfono celular, pregunta a la persona si le importaría que tu te apartes un poco para resolver ese problema.

¿Estás hablando contigo mismo o Bluetooth?

¿Caminas por la calle o por el centro comercial hablando en voz alta, incluso haciendo gestos, a nadie en particular? Los que te rodean se preguntarán si es un amigo invisible o Bluetooth. Mientras que el dispositivo de manos libres puede parecer conveniente, puede crear situaciones incómodas que a menudo parecen tontas. (Los amigos invisibles suelen ser más ampliamente aceptados que los dispositivos Bluetooth).

No te pares, ni te quedes tan cerca de mí. 

Si hablas en tu teléfono móvil en público, asegúrate de poner alrededor al menos 3 metros entre tu ubicación y la persona más cercana a ti como un espacio de cortesía. Ten en cuenta lo alto que estás hablando y lo que estás hablando.

Las mentes que investigan no necesitan saber.

Si te gusta tomar fotos de la familia y amigos en situaciones de vergüenza y publicarlos en sus cuentas en línea, considera que pudiera no gustarles. Utiliza tu buen juicio y evita convertir tus cuentas de medios sociales en material de tabloide. Se respetuoso con su privacidad y no publiques ni etiquetes fotos sin su permiso.

¿Puedo tener toda tu completa atención, por favor?

Ya sea en un restaurante, iglesia, salón de clases, teatro, evento deportivo o consultorio médico, silencia tu teléfono y guárdalo en tu bolsillo. Presta toda tu atención al presente, a la situación actual y a la gente en ella. Nada es más distrayente en un teatro que el resplandor de los teléfonos celulares en la multitud. 

Cuelga y conduce.

No se puede decir suficientes veces: no uses tu teléfono celular mientras conduces. Es mortal y hacer cosas mortales mientras se conduce es simplemente tonto. Incluso los dispositivos manos libres pueden ser una distracción porque tu mente está dividida entre la carretera y la llamada telefónica. Dale toda tu atención a la conducción. Si tiene que usar tu teléfono, orillate o estacionate e inmoviliza el coche sin obstruir el tráfico para contestar un mensaje de texto o llamada.

Realmente se puede vivir sin el móvil (aunque sólo sea por un día).

¿Crees que no puedes vivir sin tu teléfono celular, incluso por unas pocas horas? ¿Esta tu momento presente compitiendo contra tu teléfono celular por la atención? Si es así, entonces es hora de un descanso. Toma un descanso de 24 horas de dispositivos móviles una vez cada semana o dos. Considéralo un tipo de limpieza electrónica.

Mientras que los dispositivos móviles han cambiado dramáticamente nuestras vidas, no deben reemplazar el simple arte de una buena conversación entre las personas. No te pierdas la alegría de la interacción humana. Anima a los adultos jóvenes y adolescentes especialmente a poner teléfonos lejos y hablar entre sí cuando se está con amigos. Busca más en las caras a tu alrededor, en lugar de mirar hacia abajo en tu teléfono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.