Inicio » Publicaciones » Comunidad » La Fecundidad en México

La Fecundidad en México

Publicado en: Comunidad
Bebé acostada en la cama rosa
Tasa Global de Fecundidad representa el número promedio de hijos que tendría una mujer durante su vida reproductiva (15 a 49 años de edad). Foto por Pixabay en Pexels.com

El estudio de la fecundidad humana se refiere a la frecuencia de los nacimientos vivos, en relación a las mujeres en edad de procrear (considerando a nivel internacional el período fértil de 15 a 49 años). Las mujeres tienen un periodo de reproducción durante su vida de 37 años lo que representa un espacio suficiente de reproducción, es decir la posibilidad de tener varios hijos durante su etapa reproductiva es elevada. La fecundidad es una determinante en el ritmo de crecimiento natural de las poblaciones humanas

El comportamiento de la fecundidad se calcula a través de fuentes de información como: los hechos vitales (registros de nacimientos) datos que se obtienen en el registro civil los cuales son publicados en los anuarios estadísticos. Otras fuentes para obtener estadísticas o registros son los Censos de Población y Vivienda, y las Encuestas de fecundidad.

La fecundidad se mide a través de los siguientes indicadores.

  • Tasa de Natalidad.
  • Tasa General de Fecundidad.
  • Tasa de Fecundidad por Edad.
  • Tasa Global de Fecundidad.
  • Tasa Bruta de Reproducción.

Las Tasas más utilizadas son:

Tasa de Natalidad que indica el número de nacimientos por cada 1000 habitantes de un territorio en un determinado año. 

Tasa Global de Fecundidad representa el número promedio de hijos que tendría una mujer durante su vida reproductiva (15 a 49 años de edad).

Foto de silueta de una madre con su bebé en la playa durante la hora dorada
La tasa de fecundidad en México a disminuido desde 1965. Foto por Pixabay en Pexels.com

La Tasa Global de Fecundidad en México nos muestra el cambio en la estructura de la familia pues ha pasado por diferentes momentos históricos presentando los niveles más altos después de la mitad del siglo XX.

1965 = 7.1 hijos por mujer

1970 = 6.7 hijos por mujer

1980 = 4.9 hijos por mujer

1990 = 3.2 hijos por mujer

2000 = 2.4 hijos por mujer

2010 = 2.2 hijos por mujer

2017 = 2.07 hijos por mujer

Lo anterior, representa una disminución ininterrumpida de la tasa global de fecundidad asociándose a diferentes determinantes de diverso orden demográfico, político, social, religioso, etc. como:

  • La edad: es el factor más importante de la fecundidad, una población joven muestra el comienzo del periodo fértil de las mujeres. A mayor edad de contraer matrimonio menor número de hijos.
  • Estado civil: Las mujeres unidas o en matrimonio tienen mayor exposición al riesgo de embarazo, que las mujeres separadas, divorciadas o viudas.
  • Acceso a métodos de planificación familiar. La frecuencia de la utilización de métodos determina la probabilidad de concebir hijos o hijas.
  • La educación: El nivel de instrucción y la participación de la mujer en actividades productivas son factores que están íntimamente relacionados con el descenso de los niveles de fecundidad. En países desarrollados las mujeres cuentan con mayores oportunidades educativas por las posibilidades de insertarse a la fuerza de trabajo, por lo que sus tasas de fecundidad son menores que en los países en vías de desarrollo.
  • Las tradiciones culturales y el valor que la sociedad proporciona a los hijos, o hijas, y a las familias grandes o pequeñas inciden en los niveles de fecundidad, las prohibiciones sexuales, el aborto inducido, la esterilización, la duración de la lactancia, también son factores que impacta en la fecundidad.
silueta de cuatro personas contra el fondo del sol
El nivel de instrucción y la participación de la mujer en actividades productivas son factores que están íntimamente relacionados con el descenso de los niveles de fecundidad. Foto por Dennis Magati en Pexels.com

En conclusión la fecundidad es un componente demográfico que permite a través de la construcción de indicadores, el análisis de la población, al igual que la mortalidad y la migración, sólo que en este caso particular, se hace alusión a la reproducción de una sociedad, la cual es orientada por factores políticos, económicos y culturales que condicionan su comportamiento. Contar con este tipo de análisis favorece la toma de decisiones que se traducen en ventajas en el nivel de vida de la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.